Crema de Cacahuete


Hace pocos años en España solo veíamos la crema de cacahuete en seríes americanas, pocos supermercados tenían este alimento, pero parece que ha llegado para quedarse.

CREMA DE CACAHUETE

Pongamos en cotexto este alimento dentro de nuestra rutina diaria.


TRES TOSTADAS BUENÍSIMAS:
– Crema de cacahuete con:
– Fresas y coco
– Plátano y nibs de cacao o cacao en polvo
– Manzana y canela

La crema también puede ser de almendra, sésamo, avellana…

Estamos hablando de una leguminosa y es muy rica en proteínas (27 gr por 100), también contiene gran cantidad de minerales cómo el magnesio, fosforo y el potasio, es rico en arginina, contiene gran cantidad de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (predominando las grasas W6), también vitamina E. Por lo tanto, es un alimento con una densidad nutricional alta.
Debido a su aporte de grasa, es muy rico en calorías y en crema resulta más concentrado.

Por lo tanto, podemos concluir que es saludable por aportar valor nutricional a la dieta. Pero cómo todo en nutrición, intentemos comerlo dentro de un contexto variado y con moderación. Recomiendo variarlo con otros frutos secos o semillas como la almendra o el sésamo, interesantísimos por su aporte de calcio, la nuez, que nos aporta más omega 3. Qué ahora no se convierta el cacahuete en la estrella, ¡variedad ante todo!

El cacahuete además puede resultar indigesto en personas con problemas intestinales, al ser una leguminosa aporta lectinas, su exceso no es aconsejable si tenemos un intestino excesivamente PERMEABLE. (Aprovecho para recalcar que un consumo moderado de lectinas en la dieta con un intestino sano, es tolerable, que también parece que se le ha declarado la guerra a la legumbre por ello, que además pierden gran parte de sus lectinas con un buen cocinado).