¿Qué es la Nutrición Integrativa?

que-es-la-nutricion-integrativa

Plan de alimentación integrativo

Un plan de alimentación integrativo es aquel que se adapta a tus necesidades para mejorar tu salud y bienestar.

A diferencia de las dietas convencionales, es para toda la vida. Te aporta los conocimientos necesarios para tener una mayor conciencia y control de tu alimentación.

No se focaliza en una única meta. Un plan integrativo tiene en cuenta salud, bienestar, belleza, rendimiento físico e intelectual, vitalidad, etc.

Una dieta integrativa tiene unas sólidas bases enfocadas en el mantenimiento de la salud. Es natural, sana, nutritiva y antinflamatoria.

Pero, la dieta sana solo será tu fortaleza, una bicicleta resistente. El plan integrativo te enseña a manejarla para que puedas dirigirla hacia donde tú quieras.

bici

 

¿Para quién?

PARA TI…

  • Si quieres mejorar tu calidad de vida y prevenir enfermedades.
  • Si quieres cambiar de peso.
  • Si eres deportista.
  • Si tienes una enfermedad crónica.
  • Si tienes problemas gastrointestinales.
  • Si estás embarazada o en periodo de lactancia.
  • Si quieres encontrarte mejor.
  • Si quieres aprender a comer.

 

 

El método. La nutrición integrativa

La nutrición integrativa tiene una visión integral de la persona y atiende a los aspectos globales del individuo: mente, cuerpo, espíritu y entorno sociocultural.

Esta visión holística permite diseñar planes de alimentación totalmente personalizados. La persona consigue tener una mayor conciencia de la relación entre su estilo de vida y el bienestar físico y emocional.

El estudio integrativo de la alimentación analiza la susceptibilidad individual a los distintos patrones de alimentación en el momento actual. Considera a la persona en un contexto cambiante y se adapta a sus necesidades. Huye de dogmas e inmovilismos.

Un nutricionista integrativo tiene una mayor amplitud de miras. Estudia la alimentación desde una visión antropológica con la finalidad de conocer todos los patrones dietarios válidos en la prevención y el tratamiento de enfermedades.

La nutrición integrativa se focaliza no en la enfermedad, sino en el restablecimiento y el mantenimiento de la salud. Analiza todas las variables que influyen en el estado de salud general para propiciar cambios que mejoren la calidad de vida del individuo. Trabaja con personas y no con enfermedades.

La nutrición integrativa se alimenta de la ciencia de la nutrición, así como de técnicas de motivación y autonocimiento para propiciar un cambio de estilo de vida que sea realista y duradero.

Un plan de alimentación diseñado con un enfoque integrativo tendrá presentes los siguientes aspectos:

–         Alimentación de máxima calidad: natural, equilibrada y nutritiva.

–         Adaptada al estilo de vida y entorno de la persona: flexibilidad consciente.

–         Tener vínculos emocionales saludables con la comida.

–         Propiciar un estado de salud óptimo.